27/7/2018   Centro

Joaquín Sorolla bate récords en el Centro Niemeyer

Más de 12.000 personas han visitado ya las tres exposiciones sobre Sorolla, a falta de un día para cumplir su primer mes abiertas al público.

Ante la gran afluencia de público, el Centro Niemeyer ha habilitado la compra de entradas anticipadas a través de Internet.

La exposición se podrá visitar hasta el 6 de enero de 2019.


La Cúpula del Centro Niemeyer acoge desde el 28 de junio tres exposiciones sobre Joaquín Sorolla (“Pedro Masaveu: pasión por Sorolla”, de la Fundación María Cristina Masaveu Peterson y el Centro Niemeyer, y “Sorolla en su paraíso” y “Notas de Asturias” del Museo Sorolla) que, de acuerdo con últimos datos recogidos en el día de ayer, han sumado un total de 12.368 visitantes.

De las procedencias de este total de visitantes que hasta el momento ya han recorrido las exposiciones dedicadas al gran pintor impresionista español se desprende que un 15% procede de Avilés (1.855 personas), un 40% del resto de Asturias (4.947 personas), un 37% del resto de España (4.576 personas) y un 7% son visitantes internacionales (865 personas).

En las procedencias internacionales contabilizadas durante este primer mes se sitúan en primer lugar los franceses con 115 visitas, seguidos de Alemania (77) y Reino Unido (75). Estados Unidos, Bélgica, Italia, Holanda, Argentina y México son las naciones que, en este orden, completan las primeras posiciones del listado de extranjeros que han visitado la Cúpula del Centro Niemeyer para disfrutar de la luz de Sorolla.

Ante este volumen de visitas, el Centro Niemeyer ha habilitado esta misma semana la venta anticipada de entradas a través de Internet para favorecer que los turistas puedan planificar con mayor comodidad su visita y, además, agilizar los accesos a la Cúpula. Estas entradas se pueden adquirir dese la página web del Centro Niemeyer con una antelación máxima de un mes y con un límite de ocho entradas por persona. Hasta la fecha, las entradas para las exposiciones se adquirían únicamente en la recepción del Centro Niemeyer. Esta es, por tanto, la primera ocasión en que se habilita este sistema con la finalidad de ofrecer un mejor servicio al turista que visita Avilés y el Centro Niemeyer. De esta forma se hace posible garantizar que, en un mes de máxima afluencia turística como el de agosto, el visitante pueda tener su entrada ya disponible, comprada de forma anticipada, para no perderse una de las exposiciones más importantes de los últimos años en Asturias.

Por otra parte, Educa Niemeyer, el área educativa del Centro Niemeyer, oferta doce visitas guiadas para adultos para conocer a fondo la vida y obra de Sorolla. Con una duración de 45 minutos, los recorridos tendrán lugar los días 27 y 28 de julio, 3, 4, 10, 11, 17, 18, 24, 25 y 31 de agosto y 1 de septiembre. Además de esta actividad dirigida a adultos, Educa Niemeyer ofrece recorridos didácticos dirigidos al alumnado de educación primaria, secundaria, bachiller y grupos de estudiantes en general.

“Pedro Masaveu: pasión por Sorolla”

La exposición reúne 58 grandes obras de Joaquín Sorolla presentadas con un proyecto museográfico sorprendente. Por primera vez se pueden contemplar de manera conjunta todos los “sorollas” atesorados por Pedro Masaveu, el coleccionista privado español que más obras reunió del “pintor de la luz”. La exposición, organizada por la Fundación María Cristina Masaveu Peterson y el Centro Niemeyer, rinde homenaje, en el 25º aniversario de su fallecimiento, al empresario y filántropo Pedro Masaveu Peterson (1938-1993) a través de su amor por el arte, manifiesto en su especial predilección por el pintor Joaquín Sorolla y Bastida (1863-1923), una de las personalidades más ricas, prolíficas y fascinantes que ha dado la historia de la pintura española moderna.

El conjunto de cuadros mostrado recoge diversas temáticas, con especial atención a los asuntos relacionados con el mar y las playas. Entre ellos hay que citar como referentes de primer orden: “La familia de don Rafael Errázuriz Urmeneta” (1905), “Mi mujer y mis hijas en el jardín” (1910), “Playa de Valencia. Sol de tarde” (1908) y “Cosiendo la vela” (1904), de la Colección Masaveu, y “Transportando la uva. Jávea” (1900) y “Corriendo por la playa. Valencia” (1908), de la Colección Pedro Masavu. 58 obras de primer nivel dentro de un mismo itinerario expositivo, comisariado por la principal experta en la figura del pintor valenciano, Blanca Pons-Sorolla.

“Sorolla en su paraíso”

Esta exposición pretende reconstruir fotográficamente el universo creativo de Joaquín Sorolla y su presencia en los ambientes culturales españoles entre las vísperas de la Revolución de 1868 y la Dictadura de Primo de Rivera, mojones históricos entre los que transcurrió la vida del pintor. Dada la importancia de su figura y su condición de genial artista y gloria nacional, Sorolla fue siempre objetivo de fotógrafos, entre los que destacan Antonio García, Christian Franzen, Alfonso, Campúa, Guillem Bestard, González Ragel y Venancio Gombau, que le retrataron en sus estudios, en los escenarios de su trabajo, entre las personas de su cercanía familiar y afectiva y en todos los lances relevantes de su vida. Es importante en la muestra es la presencia de algunos de los grandes fotógrafos internacionales de su tiempo, como W.A. Cooper, Williams M. Hollinger, Harris and Ewing, Gertrude Käsebier y Sebastian Cruset.

“Notas de Asturias”

Joaquín Sorolla llamaba “notas de color” a los pequeños óleos que solía pintar sobre tablillas o pequeños cartones. La mayoría de las veces son obras independientes a las que el pintor daba valor propio; de hecho, envió muchas de ellas enmarcadas a las grandes exposiciones que hizo durante su vida. No son necesariamente preparatorias de ningún cuadro de mayor tamaño, aunque cumplen con esa función en el sentido de ser un ejercicio, un entrenamiento: mediante estas anotaciones rápidas y espontáneas, Sorolla se iba empapando de las tonalidades particulares del colorido de un determinado escenario, de sus ambientes luminosos, de manera que, cuando acomete cuadros de mayor tamaño, tiene esas cualidades asimiladas e interiorizadas y puede pintar con la rapidez que le caracteriza para no perder la gracia del momento.

 

La venta de entradas anticipadas para visitar las exposiciones de Sorolla están disponibles en la taquilla del Centro Niemeyer (para venta anticipada y para el mismo día) y a través de Internet (solo para venta anticipada). El precio de la entrada es de 3 € (2,5 € reducida).