27/4/2018   Centro

El Centro Niemeyer y la Fundación María Cristina Masaveu Peterson firman un convenio para organizar la exposición: “Pedro Masaveu: pasión por Sorolla”


El Centro Niemeyer y la Fundación María Cristina Masaveu Peterson firman un convenio para la organización de una gran exposición inédita, que bajo el título “Pedro Masaveu: pasión por Sorolla” rinde homenaje a Pedro Masaveu, a su pasión por el arte, y al mecenazgo de varias generaciones de la Familia Masaveu, a través de las obras del pintor Joaquín Sorolla y Bastida (1863-1923). Todas las obras podrán contemplarse, de manera conjunta y por vez primera, en un mismo discurso expositivo, comisariado por la máxima especialista en el pintor valenciano, Blanca Pons Sorolla.

Con la firma de este convenio de colaboración entre ambas instituciones, las cuarenta y seis obras de Sorolla que forman parte de la Colección Masaveu, se podrán contemplar a partir de finales de junio en la Cúpula del Centro Niemeyer.

Esta exposición, organizada por el Centro Niemeyer y la Fundación María Cristina Masaveu Peterson, incorpora además doce obras del artista valenciano pertenecientes a la Colección Pedro Masaveu, y que ahora se encuentran en el Museo de Bellas Artes de Asturias.

A partir de finales de junio y durante los seis meses que la exposición estará abierta al público, la Cúpula del Centro Niemeyer se convertirá en lugar de encuentro para todos los amantes del arte y del coleccionismo. La muestra estará protagonizada por aquellas obras del pintor valenciano que fueron coleccionadas, desde su sensibilidad y pasión, por Pedro Masaveu Peterson a lo largo de su vida.

Vicente García Domínguez, por parte de la Fundación Centro Cultural Internacional Oscar Niemeyer Principado de Asturias y Fernando Masaveu, en nombre y representación de la Fundación María Cristina Masaveu Peterson, han suscrito un convenio de colaboración mediante el cual ambas instituciones coorganizarán la exposición.

Mediante la firma de este convenio se refuerzan los vínculos entre las dos instituciones culturales en un esfuerzo común por contribuir al desarrollo del conocimiento y, por tanto, a la promoción de la cultura.

La pinacoteca asturiana se suma a esta gran exposición mediante el préstamo de doce obras del genial pintor valenciano. De esta forma, la Fundación María Cristina Masaveu Peterson, la Fundación Centro Niemeyer y el Museo de Bellas Artes de Asturias establecen una sólida colaboración institucional para mostrar en el Principado el que será uno de los principales hitos culturales del año a nivel nacional.

Blanca Pons-Sorolla, máxima experta en Joaquín Sorolla y bisnieta del artista, será la comisaria de la exposición que mostrará al público asturiano y a los visitantes del Centro Niemeyer la obra de su bisabuelo representada en la Colección Masaveu y a la que se sumarán doce obras pertenecientes al Museo de Bellas Artes de Asturias.

Joaquín Sorolla y Bastida (Valencia, 1863 – Madrid, 1923) inició sus estudios artísticos a la temprana edad de 13 años. Al finalizar esa etapa preliminar de formación artística ingresó en la Escuela de Bellas Artes de San Carlos en 1879. Entre 1881 y 1882 visita en varias ocasiones el Museo del Prado, donde se queda impresionado con las obras de Ribera, El Greco y especialmente de Velázquez, y copia muchas de ellas. Recibe varios premios y la beca de Pensionado por la Diputación de Valencia para estudiar en la Academia Española de Bellas Artes en Roma. Allí se entusiasma con el arte clásico y renacentista. En 1885 viaja a París y descubre la corriente naturalista con Bastian Lepage y los pintores del norte, amantes de la pintura al aire libre lo mismo que los impresionistas. A su regreso a España se instala en Madrid. Tras abordar temas sociales en algunas de sus obras para obtener grandes premios, se centra en sus conocidas escenas mediterráneas y con ellas logra un enorme éxito tanto en España como en el extranjero gracias a escenas agradables de soleadas playas siempre con presencia humana, un tipo de obra que predomina en la colección de Pedro Masaveu.